El maricón homófobo.

07 julio, 2016

El maricón homófobo.



Muchos creeréis que esto es imposible. ¿Cómo una persona homosexual va a ser homófoba? No tiene sentido. Pues muy bien, tenéis toda la razón: no tiene ningún sentido, pero sí existen este tipo de personas y bastantes más de las que podéis llegar a pensar. "¿Cómo es esto posible Dani?, ¿cómo es un maricón homófobo?" os preguntaréis. Genial, yo os lo explico. 

Sobra decir que la homosexualidad ha estado perseguida durante siglos y que por mucho que nos quieran hacer creer lo contrario, en la actualidad seguimos siendo perseguidos. Aún así tenemos que admitir que la situación ha avanzado algo, supongo que 21 siglos han sido suficientes para que dejen de fusilarnos por comer pollas (ah, no, espera... que hay lugares en los que sigue sucediendo). Aún y con todo lo que hemos avanzado *tose hasta atragantarse* hay una parte de nuestro colectivo que sigue siendo altamente perseguida y humillada. Y lo peor de todo: humillada y rechazada por la otra parte del colectivo.

En los últimos años se ha ido aprendiendo que tampoco es tan malo ser maricón. Muy bien, iremos al infierno, pero si pasamos desapercibidos puede que hasta logremos que no nos insulten gratuitamente por la calle. En tu casa haz lo que quieras, pero de puertas para afuera ocúltate y vencerás. Pero hay algo peor que ser maricón, amigos. Hay algo imperdonable e inconcebible: ser una marica loca. Mientras seas musculoso, te guste el deporte, tengas barba y tengas esa actitud de machito tan envidiable estás a salvo. Puedes seguir comiendo tantas pollas como quieras. Pero ¡ay, como tengas la gran desgracia de ser afeminado! Estás perdido. El rosa está prohibido. ¿Que te gusta el baile? Da igual lo que te guste, el fútbol es más de macho. El maquillaje es para chicas, por favor. Tienes que controlar ese gesto que haces con la mano.


Todas estas normas están muy bien, pero tú y yo no queremos vivir una vida que no es nuestra, ¿no? Vale, pues cuando decides mandar a la mierda esta maldita sociedad y ser tu mismo te toca enfrentarte al menosprecio y las burlas de todo el mundo. Incluso de esos gays que se creen de un nivel superior que tú porque no parecen maricas. Vas a escuchar infinidad de veces esos típicos comentarios del estilo: "vale que seas gay, yo no tengo ningún problema con eso, ¿pero es necesario que intentes parecer una chica?". 

Heterosexuales que hacéis este tipo de comentarios, sólo quiero deciros una cosa. No solamente sois homófobos. No solamente sois transfobos. Además sois machistas a más no poder. "¿Por qué soy machista?" te preguntas, ¿no? No te importa lo que ese gay barbudo con el que ves el fútbol hace en la intimidad de su cama (o donde le apetezca). No es el sexo homosexual lo que te incomoda. Quien te incomoda es esa marica. "¿Por qué no puede ser un poco más hombre?" Lo que te molesta de él tampoco es el sexo anal, te molesta que sea femenino. Que haga "cosas de chicas". Siento decirte que tu incomodidad no tiene que ver conmigo, machito. Lo que te molesta es todo lo que tiene que ver con el sexo femenino. El problema que tienes conmigo es el machismo que tienes metido en las venas. 

A los homosexuales alienados, recapacitad. No somos nosotros vuestro enemigo. No estáis en un nivel superior a nosotros en la escala. Siento decíroslo: no hay escala.

A mis compañeras de batalla, no vivimos las mismas discriminaciones. No se lo que es sentir miedo por la calle porque un hombre me esté acosando sexualmente, pero si se lo que es sentirlo porque un hombre me esté humillando por mi sexualidad. Vuestra lucha es vuestra lucha. Nuestra lucha es la nuestra. Pero nuestro enemigo es común: el heteropatriarcado. Podemos vencerlo unidos.

A mis compañeros, se que habéis tenido que oír frases como las antes mencionadas mil veces. Y que las tendréis que seguir escuchando por bastante tiempo. ¿La solución que os doy? Sed lo más maricas que podáis. Cuanto más femeninos mejor. ¿Que les incomoda nuestra forma de ser? Pues que les incomode el doble. Nunca dejéis que nadie os calle. Podemos cambiar las cosas.


2 comentarios

Dani Gallagher © - DISEÑADO POR HERPARK