El maricón homófobo.

13 abril, 2016

Porque sabes entender.


Porque entiendes mis rarezas. Porque entiendes que sea difícil de llevar. Entiendes que te quiera comer a besos y a los dos segundos querer encerrarne en mi mundo y no saber de nadie. Porque entiendes que ese espacio es todo lo que necesito en esos momentos, porque no me presionas, porque sabes que en cuanto puedo, vuelvo. Y porque cuando vuelvo, ahí sigue estando la misma sonrisa de siempre, sin reproches, sin momentos incómodos. Porque entiendes que esté roto y no pretendes arreglarme, solo aceptarme. Porque se que das el triple de lo que recibes de mí y lo haces con gusto. Porque sabes ententender que el problema en esos momentos no va contigo, va conmigo. Y con cicatrices pasadas. Porque me aceleras como nadie en los momentos oportunos y porque me calmas (esto sí que como nadie) cuando lo necesito. Por ser el perfecto equilibrio que mi vida pide a gritos. Porque no se a dónde nos llevará todo esto, pero por primera vez en mucho tiempo quiero que nos lleve a algún sitio. Gracias por ser, hasta que dure.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Dani Gallagher © - DISEÑADO POR HERPARK