El maricón homófobo.

01 febrero, 2016

El corazón es un alumno limitado que nunca aprende.


Quiero hablarte de este final que no se acaba. De los nunca más que se repiten. De las ganas de escapar de tí, pero contigo. De todas las veces que he estado convencido de haberte superado, pero no. De los retrocesos. De volver al inicio. De que no me libro de tí. De que a veces parece que sí, pero de pronto apareces en cualquier conversación. En cualquier canción. De lo frustrante de la situación. De los "¿Otra vez la misma historia?" de mi madre. De los "eres gilipollas" de mi mismo. 
Quiero hablarte de que he asumido. De que lo acepto. De que esto parece permanente y de que odio que lo pueda ser. De que da igual las bocas que bese, que como dice Marwan, hay cuestiones en mi piel que solo puede resolvérmelas tu piel. 
Quiero hablarte de dolor. De querer no debería doler. De que dueles. Y no deberías doler. Y de que no te se querer. Porque dueles. Y no deberías.
Quiero hablarte del final. De ese que no llega nunca del todo. De que lo necesito. De que lo quiero. De que no ha llegado. De que debería. De que, 

tarde,

pero

llegará.



2 comentarios

  1. Que sensaciones más familiares...todos las hemos vivido alguna vez. Ese final infinito. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos claro que es algo universal. Demos gracias que con paciencia, por muy infinito que parezca el final, llega :)
      ¡Un beso grande!

      Eliminar

Dani Gallagher © - DISEÑADO POR HERPARK