El maricón homófobo.

12 septiembre, 2015

Carta a mi yo de 16 años.




Querido Dani de 16 años. Se que este no ha sido el mejor año de tu vida y se que estás pasándolo mal. Piensas que eres un estúpido por confiar en las personas. Pero quiero decirte que nada de esto es culpa tuya. Creer en las personas no es un defecto. ¿Que gracias a ello te has llevado gran cantidad de palos? Ya lo sé, pero anda que no te quedan aún. Créeme, no hay nada más bonito que confiar en los demás.
Eso si, que confíes no quiere decir que lo hagas ciegamente. Hay personas que te van a hacer mucho daño. Personas a las que piensas que importas. Y personas que te importan demasiado. Quiero que estés preparado. Te van a herir. Te vas a sentir solo y te van a romper el corazón. Quiero que seas fuerte. No quiero que te aísles. Mamá no se merece verte así. 
Supongo que te estoy asustando. Tranquilo, no va a ser fácil, pero poco a poco verás como sale el sol. Aprenderás a aceptar que nada de esto es culpa tuya y te darás cuenta de que sigue habiendo gente maravillosa. Retoma tus amistades verdaderas. El tiempo no arrasa con todo. Sabes de quien te hablo. Hazme caso, me lo agradecerás. 
Ve al cine con Mamá y la peque (ya no tan peque). Pasa más tiempo con ellas. Cuando lo hagas te darás cuenta de cuánto lo echabas de menos. 
Te encanta leer, solo que no lo recuerdas. Retoma este hobby. Te va a ayudar mucho, créeme. 
¡Ah! Y todavía no sabes lo mejor. ¿Recuerdas que Mamá nunca ha querido tener animales en casa? Pues de golpe y porrazo vais a adoptar a una perra preciosa y va a reemplazar a Sara en su puesto de princesa de la casa. Llegará en el momento más oportuno. Aférrate a ella. Te va a salvar. 
Y ante todo, sé tu mismo siempre. Sigue queriendo y confiando, merece la pena. Te lo pide tu yo de 20 años.

Dani.
Inspirado en la entrada de Andvari.


No hay comentarios

Publicar un comentario

Dani Gallagher © - DISEÑADO POR HERPARK